Instituto Venezolano de Investigaciones Cientificas 
Search
Close this search box.

Estudio revela que la enfermedad de Chagas afecta a los perros

Desde el Laboratorio de Fisiología Renal y Cardiovascular del Centro de Biofísica y Bioquímica, del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC), desarrollaron un estudio que reveló que la enfermedad de Chagas no solo afecta al ser humano, sino que los caninos también son víctimas de este mal que resta sus funciones y acorta su vida.

La información fue suministrada por el doctor Héctor Rodríguez, jefe del Laboratorio de Fisiología Renal y Cardiovascular del CBB, durante el seminario “Enfermedad de Chagas en caninos: centinelas olvidados”, y donde indicó que esta enfermedad está más cerca de lo que muchos imaginan.

El estudio realizado por los investigadores lleva por nombre “Seroprevalencia y marcadores de riesgo del Chagas en caninos” y el alcance del mismo es alertar que este animal doméstico cuando se infecta puede indicar a los humanos que ellos también están en riesgo y la probabilidad que la persona se infecte es mayor.

“Otro factor que ha permitido esclarecer el estudio es el establecimiento de las zonas donde hay chipos infectados y donde hay riesgos para la población humana, lo que también puede dar luces para desarrollar programas de atención y prevención en la población”, señaló Rodríguez.

Algo que resulta curioso es que los síntomas que presentan los caninos son iguales a los que puede presentar el humano, de allí que se aplica el mismo tratamiento, “los dueños de los perros que han padecido la enfermedad refieren que antes el animal jugaba y corría y ahora no lo hace, pierden el apetito, se muestran decaídos, se desmayan y corren el riesgo de la muerte súbita”.

Se pudo conocer que los caninos que han presentado la enfermedad son provenientes de algunas zonas de Caracas, Barinas, zona urbana de Barquisimeto, Yaracuy, zonas rurales del estado Lara al pie de monte andino y no se descarta que algunos casos sean importados.

“En el municipio Sucre del estado Miranda también se han reportado casos, y según estudios publicados por Medicina Tropical de la Universidad Central de Venezuela (UCV), junto con Baruta son los municipios donde hay más prevalencia del chipo, mientras que en el estado La Guaira nos encontramos que en Chichiriviche de la Costa hay prevalencia”.

Igualmente, en Caracas, municipio Libertador, se han reportado casos en La Pastora, Antímano, La Vega; mientras que en los Altos Mirandinos se han encontrado casos de caninos infectados en el municipio Los Salias.

“Lo que queremos es alertar a la población de que la enfermedad está muy cerca. En Caracas se ha demostrado transmisión de la enfermedad de Chagas en humanos”, destacó Rodríguez.

Tratamiento

El tratamiento que se le aplica a los humanos es válido para los caninos. El tratamiento mata el parásito, existen algunas variables como la expectativa de vida del perro que es más corta y eso hace que se puedan valorar cambios más rápidos, es decir, ver si hay mejorías o no, lo que permite producir estudios que tienen utilidad en humanos.

Otra cosa es que “el tratamiento es suministrado por el Estado y no es fácil conseguirlo en las farmacias, Nifurtimox y Beznidazol. En los perros también hay opciones de tratamientos en fase de prueba como el Itraconazol, es un tratamiento experimental, pero es eso o nada”, puntualizó el investigador.

Fotos: Luis Maizo

Eisamar Carolia Ochoa Contreras

Antropóloga (UCV). MSc en Procesos Sociopolíticos y de Integración Venezolanos, Latinoamericanos y Caribeños (IDEA).

Diplomante en Economia Política (CLACSO). Investigadora, conferencista y autora de diversos artículos y libros en las áreas de soberanía alimentaria, antropología de la subsistencia, agroecología, historia de la alimentación y la agricultura e investigación acción participativa. Activista social en agroecología y praxis autogestionarias. Presidenta de la Fundación de Investigaciones Sociales Diversidad.

Milagro Fernández Delgado

Dra. en Ciencias Biológicas. Investigador Asociado III-3

 Licenciada en Bioanálisis de la Universidad de Carabobo (UC, 2002) con trabajo de grado referente a la caracterización bioquímica e inmunológica de la actividad enzimática de Schistosoma mansoni (Estudiante visitante, asistente y tesista del Laboratorio de Inmunoparasitología, Centro de Microbiología y Biología Celular – IVIC, donde se desarrolló el trabajo experimental). Doctorado en Ciencias Biológicas (2010) de la Universidad Simón Bolívar (USB) con formación en el área de Microbiología Ambiental y tesis en el estudio de factores de virulencia, mecanismos de supervivencia y transmisión de bacterias patógenas en ambientes marinos (trabajo realizado entre Laboratorio de Microbiología Acuática, USB, y como Profesional en entrenamiento y Estudiante tesista de postgrado del Laboratorio de Fisiología Gastrointestinal, Centro de Biofísica y Bioquímica – IVIC). Postdoctorado (2011-2014) en el Laboratorio de Fisiología Gastrointestinal, Centro de Biofísica y Bioquímica – IVIC, relacionado a la genotipificación de especies de Vibrio y Helicobacter con potencial patógeno en ecosistemas acuáticos de Venezuela. Profesora del Postgrado de Microbiología del IVIC (2012-presente).