Instituto Venezolano de Investigaciones Cientificas 
Search
Close this search box.

Protocolo de Nagoya para el resguardo de los recursos genéticos en el país

Altos de Pipe, 27 de marzo de 2023

Prensa Mincyt/IVIC/Edith García.- Con el propósito de dar a conocer los lineamientos que en materia internacional se siguen sobre el acceso a los recursos genéticos, se llevó a cabo el seminario “Apoyo al desarrollo de marcos legales e institucionales sobre el acceso a recursos genéticos y distribución de beneficios relacionados y conocimientos tradicionales en concordancia con el CDB y su Protocolo de Nagoya en Venezuela”, dictado por Alejandro Lago, Asesor del programa de las Naciones Unidas  para el Desarrollo (PNUD).

La actividad estuvo a cargo del Centro de Ecología del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC) y del Ministerio del Poder Popular para el Ecosocialismo (MINEC). El jefe del Centro de Ecología, Jafet Nassar dio la bienvenida a los participantes que aprovecharon la oportunidad para aclarar dudas respecto al tema tomando en cuenta que ya conocen del Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB) donde también se aborda este aspecto.

Alejandro Lago explicó que el protocolo de Nagoya vino a cubrir algunos vacíos en el ámbito internacional, entre los que se encuentran la falta de información sobre la utilización de los recursos genéticos, la dificultad de dar seguimiento a todas las actividades una vez que el recurso genético abandonaba la jurisdicción del país proveedor y la falta de regulación en relación al acceso a los conocimientos tradicionales asociados a los recursos genéticos de comunidades indígenas y locales.

“El protocolo de Nagoya establece medidas obligatorias para apoyar la vigilancia de la utilización de los recursos genéticos donde se designan uno o más puntos de verificación para recolectar o recibir la información pertinente, la fuente del recurso genético, el establecimiento de las condiciones mutuamente acordadas y la utilización de los recursos genéticos, alentar que se incluyan disposiciones sobre intercambio de información; y alentar el uso de herramientas y sistemas de comunicación eficientes en relación con los costos”, destacó el consultor del PNUD.

Entre las bondades del protocolo de Nagoya, se encuentran el establecimiento de certificado internacional de cumplimiento, reconocimiento de los derechos de los pueblos indígenas, consentimiento fundamentado previo por parte de los pueblos indígenas, los investigadores son los que pondrán el valor de los recursos genéticos y tienen la oportunidad de canalizar el reparto de beneficios, y generar oportunidades en el área de investigación y desarrollo; mientras que las empresas privadas deben generar innovación y productos.

“Cada vez más, se puede ver que el valor del recurso genético es sacar la información y a través de esa información seguir haciendo desarrollos biotecnológicos”, señaló Lago.

Por su parte, Miguel Serrano, Director General de la Oficina de Integración y Asuntos Internacionales del MINEC, explicó que Venezuela forma parte del Protocolo de Nagoya desde 2018.

“Estamos afinando todos los detalles para ponernos en el contexto internacional sobre la permisología y seguimiento que se debe hacer con nuestro recurso genético en el ámbito internacional. Así como la aplicación de este instrumento en el ámbito legal, existen una serie de normas que tienen que ver con el acceso a los recursos genéticos, de allí que desde el Ministerio de Ecosocialismo venimos implementando mecanismos nacionales para que los investigadores, tanto nacionales como internacionales, soliciten el permiso relacionado con esta materia”, señaló Serrano.

Señaló el representante de MINEC que se están actualizando en función a lo señalado por la norma internacional de manera que sea más amigable para los investigadores y así evitar que no soliciten los permisos y realicen investigaciones de forma ilegal.

“La intención es tratar de ubicar un espacio canalizador y que se dé un diálogo constante entre los investigadores y actores relacionados, para poder trazar una estrategia nacional de acceso a los recursos genéticos en Venezuela”, puntualizó Serrano.   

Eisamar Carolia Ochoa Contreras

Antropóloga (UCV). MSc en Procesos Sociopolíticos y de Integración Venezolanos, Latinoamericanos y Caribeños (IDEA).

Diplomante en Economia Política (CLACSO). Investigadora, conferencista y autora de diversos artículos y libros en las áreas de soberanía alimentaria, antropología de la subsistencia, agroecología, historia de la alimentación y la agricultura e investigación acción participativa. Activista social en agroecología y praxis autogestionarias. Presidenta de la Fundación de Investigaciones Sociales Diversidad.

Milagro Fernández Delgado

Dra. en Ciencias Biológicas. Investigador Asociado III-3

 Licenciada en Bioanálisis de la Universidad de Carabobo (UC, 2002) con trabajo de grado referente a la caracterización bioquímica e inmunológica de la actividad enzimática de Schistosoma mansoni (Estudiante visitante, asistente y tesista del Laboratorio de Inmunoparasitología, Centro de Microbiología y Biología Celular – IVIC, donde se desarrolló el trabajo experimental). Doctorado en Ciencias Biológicas (2010) de la Universidad Simón Bolívar (USB) con formación en el área de Microbiología Ambiental y tesis en el estudio de factores de virulencia, mecanismos de supervivencia y transmisión de bacterias patógenas en ambientes marinos (trabajo realizado entre Laboratorio de Microbiología Acuática, USB, y como Profesional en entrenamiento y Estudiante tesista de postgrado del Laboratorio de Fisiología Gastrointestinal, Centro de Biofísica y Bioquímica – IVIC). Postdoctorado (2011-2014) en el Laboratorio de Fisiología Gastrointestinal, Centro de Biofísica y Bioquímica – IVIC, relacionado a la genotipificación de especies de Vibrio y Helicobacter con potencial patógeno en ecosistemas acuáticos de Venezuela. Profesora del Postgrado de Microbiología del IVIC (2012-presente).